domingo, 26 de septiembre de 2010

Celebración del 30 Aniversario de Ordenación del Padre Jesús Caballero Encalada



EMOTIVA! es la palabra exacta para describir la ceremonia del 30 Aniversario de Ordenación del Pbro. Jesús Caballero Encalada, Rector de la Iglesia de Santa Lucía de Mérida Yucatán.

La misa se celebró a las 10:15 horas de hoy domingo 26 de septiembre en el atrio de la Iglesia que resultó con un lleno impresionante de gente que lo sigue de todas las iglesias en las que ha estado.

En la homilía (cuyo video reproducimos en esta misma entrada), leyó un documento que nos permite conocer parte de su sentir y de su compromiso con Dios y con la Iglesia, en el que ofrece continuar la vida de sacrificio y mantener a Jesucristo presente en la vida de su rebaño hasta el final y le pide a Dios en este su 30 aniversario de entrega sacerdotal que siga siendo una cera, una cera como la de los cirios, blanda entre los dedos del Señor, "Haz lo que quieras conmigo, pero estoy seguro de que me seguirás permitiendo poder celebrar lo más grande, que es EL MINISTERIO SACERDOTAL, Quiero de una manera especial pedirte Señor -como decía un gran discípulo tuyo- QUE SI PARA RECOBRAR LO RECOBRADO TUVE QUE HABER PERDIDO LO QUE HAYA PERDIDO Y PARA CONSEGUIR LO CONSEGUIDO TUVE QUE SOPORTAR LO SOPORTADO Y PARA ESTAR AHORA ENTREGADO FUE NECESARIO ESTAR HERIDO, TENGO POR BIEN SUFRIDO LO SUFRIDO Y POR BIEN LLORADO LO QUE HAYA LLORADO PUES DESPUES DE TODO HE COMPRENDIDO QUE NO SE GOZA BIEN DE LO GOZADO SINO SOLAMENTE HABERLO PADECIDO, PORQUE DESPUES DE TODO HE COMPROBADO (DESPUES DE 30 AÑOS) QUE LO QUE TIENE EL ARBOL DE FLORIDO VIVE DE LO QUE TIENE SEPULTADO, Por eso te amo mi Dios y mi solo deseo es amarte hasta el último respiro de mi vida. Te amo mi Dios infinitamente amable y prefiero morir amándote antes que vivir un solo instante sin amarte. Te amo Señor y la única gracia que te pido es aquella de amarte eternamente, Dios mío, si mi lengua no pudiera decir que te amo en cada instante, si mis pies como lo han impedido no pudieran moverme para llevarte a donde yo quiera, quiero decirte y decirle a mis hermanos que mi corazón sacerdotal y todos estarán con el, todos estarán con mis hermanos que me has puesto en las manos, te lo repito tantas veces cuanto respiro, te amo mi Dios  mi Salvador porque has sido crucificado por mi y me tienes acá crucificado por Tí, en esta silla. Dios mío, dame la gracia de morir amándote sabiendo que te amo porque Tu sabes que te amaré hasta el final.
a continuación un video que reseña parte de lo ocurrido hoy desde la Santa Misa hasta el homenaje que le dedicaron los diferentes grupos apostólicos.

video

Para escuchar la Homilía completa de la Misa de Aniversario,

sábado, 25 de septiembre de 2010

Sus fieles lo siguen hasta la Basílica!!!! Reproducimos íntegra la nota publicada hoy en el Diario de Yucatán


Ceremonia especial por el aniversario del padre Jesús Caballero.

MÉXICO, D. F. a 24 de septiembre de 2010.- A los cuatro años, el niño Jesús Caballero Encalada solía tomar un banquito y, a la hora de comer, frente a su padre, jugaba a oficiar misa en su casa de Mérida. "¡Qué chulo!", decían con sorpresa quienes lo llegaron a ver hace 55 años.
Ayer, ese niño que desataba sonrisas predicando de cara al comedor, cumplió 30 años de sacerdocio. Para celebrar sus bodas de perla, el padre Caballero Encalada celebró una misa en uno de los mayores santuarios de América Latina: la Basílica de Guadalupe.
Dulce María, hermana del sacerdote, asegura que éste conserva el encanto y la alegría que lo caracterizaban de pequeño, actualmente de 59 años de edad.
Cuarenta y cinco personas, la mayoría de la comunidad parroquial de Santa Lucía, la cual dirige el sacerdote, emprendieron un periplo de 30 horas en autobús sólo para acompañarlo.
Los fieles, quienes llegaron cerca de las 15 horas al atrio de la Basílica, no mostraban signos de cansancio. Al contrario. Entre un ánimo festivo, pero también lágrimas, esperaron la hora en punto para dar inicio a la misa.
"El padre, aparte de que es nuestro amigo, es un director espiritual", dice María Martín, rodeada del grupo de hombres y mujeres -algunos con hipil o guayaberas y sombrero- que viajó desde Yucatán.
"Es un amigo, es un padre, es todo", cuenta Nancy Encalada López, entre lágrimas de alegría. Ella fue una de las mujeres que promovieron el viaje. "Lo conozco desde hace 40 años. Desde antes que fuese sacerdote", presume.
De joven, recuerda, el seminarista Jesús Caballero era tal como hoy día: "Humilde, sencillo y alegre, a pesar de su imposibilidad para moverse", agrega.
En el altar mayor de la Basílica, el padre Caballero celebró con mucha devoción. En la homilía pidió a Dios tener el tiempo disponible para servir de tiempo completo a la Iglesia.
"Señor, te pido ahora en estos 30 años que humildemente llevo en esta fragilidad humana, con esta discapacidad humana, quiero seguir siendo una seda blanda entre tus dedos. Haz lo que tú quieras conmigo.
"Estoy seguro de que con tu ayuda podré seguir aliviando a las personas que me pongas en el camino", dijo con voz fervorosa y la mirada al cielo.
Oficiar en el mayor santuario del país no fue arte de magia. Tuvo ese regalo gracias a la colaboración de uno de sus amigos; el sacerdote yucateco Mario Zaldívar, quien radica en la capital hace 18 años y colabora con la Pontificia Universidad.
Después de la misa, los fieles despidieron al padre con un aplauso. En el atrio, su grey lo esperaba con cariño para tomarse fotos, recibir su bendición y festejar con un convivio.
Entre gritos de "¡te queremos, padre, te queremos!" los peregrinos arroparon al sacerdote y minutos después se retiraron de la Basílica para celebrar con una comilona.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Entrevista al Lic. Carlos José Carabias Anzorena Coordinador de la Pastoral de Divorciados y Vueltos a Casar

En días pasados recibimos la visita en nuestra Iglesia de Santa Lucía del Lic. Carlos José Carabias Anzorena, coordinador de la Pastoral de Divorciados y Vueltos a Casar en la Cd. de Monterrey N. L. quien accedió en compañía de su esposa Sra. María de los Angeles Salas, darnos una entrevista respecto de varios temas los cuales transcribimos un resumen a continuación:

Pregunta: Don Carlos, cual es el objetivo de esta pastoral?

Respuesta: El objetivo se da en dos sentidos, el primero es dar una esperanza de salvación a los matrimonios que fueron divorciados y vueltos a casar porque ellos piensan que viven fuera de la Iglesia, que para ellos ya no hay salvación, inclusive hay algunos que son divorciados solos que no se han vuelto a casar y piensan que están fuera de la Iglesia, es muy importante que estos matrimonios sepan que no están fuera de la iglesia, que ya no existen las prerrogativas o señalamientos que habían de acuerdo al derecho canónigo de 1917 en el que se consignaba que eran pecadores, que sus hijos no podían asistir a colegios católicos e inclusive no podían ser enterrados en cementerios católicos, ahora las cosas no son así para nada, entonces nuestro objetivo primordial es dar esa luz de esperanza, de que Jesucristo te ama, de que murió en la cruz por todos, que no hay católicos de primera de segunda o de tercera, que el camino de salvación es para todos, si bien es cierto y aquí voy a la segunda parte, "el porque no puedo" (comulgar) en estos casos ni el Papa puede desautorizar algo que Jesucristo nos dice en el evangelio y no es porque sea una Iglesia terca o vengativa, lo que se busca es el camino de salvación pero dentro del evangelio, esto es algo muy profundo, no es una cuestión de conveniencia o de que el padrecito te autorice o porque ya se pueda porque esté en trámite tu nulidad de matrimonio ante el Tribunal Eclesiastico, esto es una cuestión de entrega no una cuestión de relaciones. Algunas personas vienen con una esperanza o bien con una angustia o con un interés particular, a ellos no se les cierran las puertas, de hecho esa es la oportunidad para que se “enganchen” y ya nosotros lo vamos guiando por el camino correcto el del amor, el de saber que Dios nos ama, de que aun siendo matrimonios de divorciados y vueltos a casar existe una esperanza de llegar a ser santo, que pueden y deben de llevar a los hijos a la santidad. Porque si aun en los matrimonios sacramentados hay problemas, discusiones de familia, pues imaginen en los matrimonios donde hay hijos de ambos con sus anteriores parejas pues es más difícil de llevar, hay celos, hay peleas, etc.

El otro objetivo es que estos matrimonios entiendan perfectamente el tema de la conversión, si no hay conversión no se puede ir para adelante, la conversión según el Papa Juan Pablo II es vivir en oración justicia y caridad y así la iglesia los apoya y eso es lo que les enseñamos, ese es el objetivo.

Pregunta: Don Carlos, el Papa Benedicto XVI reconoció la situación dolorosa de los casados por la Iglesia y vueltos a casar que desean recibir la comunión eucarística y reveló que como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, había pedido analizar si la falta de fe en la celebración del matrimonio podría ser “motivo de invalidez” porque carecía de una “dimensión fundamental”.
Que opina Usted de esto?, NO DARÁ PIE A QUE TODOS QUIERAN INVALIDAR SU MATRIMONIO por falta de fe?

Respuesta: Muy interesante la pregunta, hay que verla desde dos puntos de vista diferentes, primero en efecto el Cardenal Ratzinger cuando era Prefecto de esa congregación para aplicar lo expresado en el Familiaris Consortio de 1981, emitió un documento que es la carta enviada a los obispos de la iglesia Católica en el año de 1994 sobre la recepción de la comunión por parte de los fieles divorciados y vueltos a casar, empieza este documento diciendo que con una caridad pastoral muchas veces mal entendida algunos sacerdotes daban la comunión eucarística a escondidas para que no haya rechazo a los matrimonios que vivían en esta situación irregular. Cuando empezó en el Concilio Vaticano II a hablarse de esta situación por supuesto hubo ideas encontradas en muchos aspectos, en esta carta el ahora Papa Benedicto XVI dio el lineamiento preciso y contundente que fue base después para que Su Santidad Juan Pablo II lo tomara y en esa carta se define que no se puede controvertir el Evangelio y que la única forma en que se puede recibir la comunión sacramental y tener acceso al sacramento de la reconciliación es el haber renunciado a los derechos de los esposos o sea vivir en total continencia (no tener relaciones sexuales).
Otro punto sobre la falta de fe como causal de nulidad matrimonial, es necesario entender el tema porque al no comprenderlo mucha gente empieza a hablar en contra de la doctrina de Jesucristo; se llama nulidad porque se nulifica el acta de matrimonio esto es realmente una declaración de inexistencia de vínculo, que prueba que hubo boda, que hubo pachanga, que hubo celebración y todo lo que viene en la celebración del matrimonio, lo único que no hubo fue el Sacramento, porque para exista éste, es necesario que exista la voluntad de recibir el Sacramento. Cuando se acredita ante el tribunal por ejemplo “el tuve que” por alguna razón, “o que estaba embarazada” “porque me engañaron”, etc. Una de las cosas más importantes de la formación del matrimonio es la procreación de hijos y resulta que uno de los conyugues es hasta homosexual pero esto es un engaño, la otra persona no lo sabía o que no lo conocía con anterioridad, ahí si hay posibilidades de que se falle a favor de la nulidad, pero hay que hacer una reflexión profunda basada en la oración para estar seguro de que tiene y se siente en el derecho de que se anule su matrimonio ya que no puede ser por una cuestión de interés social o porque se es político o artista.
Pregunta: Don Carlos, el diario vaticano L'Observatore Romano publicó el texto completo de la intervención del Papa en la que al hablar de los divorciados que se han vuelto a casar dijo que era "particularmente dolorosa la situación de los casados por la Iglesia, que contrajeron matrimonio por tradición sin ser verdaderamente creyentes y que después, en un nuevo matrimonio no válido, encuentran la fe y se sienten excluidos del sacramento (de la Eucaristía)".

CREE UD QUE ESO REPRESENTA UN TEMOR FUNDADO DE LA IGLESIA RESPECTO DE QUE PODRIAN PERDER A MIEMBROS VALIOSOS DE LA COMUNIDAD DESANIMADOS POR NO PODER ACCEDER A LA COMUNIÓN?

Respuesta: Yo pienso que todos los actos de Iglesia y no solamente esto, no es una cuestión de perder o no perder miembros, no es una competencia por la fe, lo importante o lo que es básico es entender que todos tienen el derecho de conocer cual es la verdad del Evangelio y cual es la verdad de la Iglesia en este tema, quien por desgracia no lo quiera entender y no lo sepa aceptar porque intrínsecamente no le convenga, entonces es una situación de libre albedrío de esos matrimonios, claro que es doloroso pero de eso se trata, de ayudarlos en la fe, .

Pregunta: En esa parte de la conciencia, habrá quien a pesar de saber que no le está permitido recibir la Eucaristía lo hace , no habrá la posibilidad que crea conciente pero erróneamente que ofrendar su pecado a Dios sea en descargo de su propia culpa?

Respuesta: Recuerden que una de las características del pecado mortal es que debe de ser materia grave  y que se tenga conciencia del pecado, si una persona ya lo sabe y lo hace para calmar su conciencia, pues será entonces para su propia condenación, Juan Pablo II fue muy claro, no porque no puedas confesarte y comulgar Dios no te va perdonar o que no se te perdonarán tus pecados, donde abunda el pecado sobreabunda la gracia, nosotros en la pastoral les decimos cual es el camino, si bien no es el ordinario, es por donde vas a obtener el perdón de tus pecados, la comunión espiritual y una contrición perfecta y al vivir plenamente ese camino de conversión a lo mejor el Espiritu Santo te va dar las armas para recibirlo en el amor porque si una persona quiere comulgar y no está en continencia, pues eso no va…..si una persona o matrimonio Divorciados y vueltos a casar quiere comulgar sería mediante la comunión espiritual y por medio del amor al prójimo. Quine recibe a este pequeño en mi nombre, a mi me recibe y al que me envió".

Precisamente en eso versa la siguiente pregunta: La Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe ha dicho que sólo podrían acercarse a comulgar si, evitado el escándalo y recibida la absolución sacramental, se comprometen a vivir en plena continencia,

CREE UD EN LA PLENA CONTINENCIA?

Respuesta: Si, si se puede, si creo, le voy a explicar, es básico entender que si Dios quiere algo y nosotros lo aceptamos, El nos va dar las gracias suficientes y necesarias para poderlo llevar a cabo, existen matrimonios DVC que viven así, pero esto no es juego, es un juramento ante Dios de por vida o al menos mientras dura ese matrimonio, se pueden tener muchos temores y muchas angustias pero se superan con mucha oración, hay que pensar si se pierde uno de un dulce pero eso significa el derecho de participar del gran banquete del cuerpo del Señor.

Pero hay que aclarar que no todos los matrimonios están dispuestos a la continencia y que eso no es una condición de salvación, insisto LA CONTINENCIA NO ES UNA CONDICIÓN DE SALVACIÓN.

Pregunta: El índice de divorcios en México indica que de cada diez matrimonios, tres o cuatro se divorcian. El Papa dice hay que ayudarles a sanar las heridas, hay que ayudarles a integrarse a la Iglesia , y los que ya tienen una nueva unión que busquen su salvación porque no se les han cerrado las puertas”

CREE USTED EN ESTA SALVACION?, Esa salvación en que se sustenta? Que podemos decir que es el punto medular de esa salvación

Respuesta: Lo dice el evangelio, lo dice la Iglesia, en primer lugar la Iglesia es madre y maestra, madre que apapacha, pero si no la conocemos..... mucha gente piensa que es enemiga, aun después del pecado viene el apapacho, la consolación y la conversión porque existe el perdón.

Muchas Gracias al Lic. Carlos Carabias por esta entrevista que nos concedió, muchas gracias por estos minutos que nos ha dedicado.

Al final de la entrevista Don Carlos nos comentó que el día 1° de Octubre del presente año, en la Iglesia de Santa Lucia Merida, calle 60 x 65 Centro Mérida, a las 20:00 horas se llavará a cabo un taller relacionado con el tema y que están invitados todos los matrimonios que puedan encontrarse en esta situación de vueltos a casar, los matrimonios encargados de las pastorales familiares de las parroquias para que lleven el mensaje a las personas que forman parte de ellas, también están invitados los Sacerdotes que quieran o puedan asistir.

A continuación un video con un fragmento de la entrevista concedida por el Lic. Carlos José Carabias Anzorena

video

Además, les invitamos a leer el libro de su autoría “UNA LUZ DE ESPERANZA EN EL CAMINO” Impreso en México por Publigráfica del Norte.

Entrevista realizada por Felipe Medina Calussell

martes, 7 de septiembre de 2010

México pueblo corrupto y asesino: Iglesia Católica

A través del editorial del Semanario Desde la Fe, la jerarquía católica abordó el asesinato de los 72 migrantes en Tamaulipas .

México se ha convertido en un pueblo "corrupto y asesino", en el que poco o nada se hace para respetar y cuidar a los inmigrantes centroamericanos que cruzan el país en su camino hacia Estados Unidos, denunció la Arquidiócesis Primada de México.

A través del editorial del Semanario Desde la Fe, la jerarquía católica consideró que aunque en México los migrantes son asistidos por la sociedad civil e instituciones católicas, eso no basta porque el problema es "mucho más grave".

"Somos un pueblo generoso y hospitalario, sin duda, pero también nos estamos dando cuenta con asombro y vergüenza que nos hemos convertido en un pueblo corrupto y asesino. No podemos acostumbrarnos a la tragedia, no debemos dejar que las autoridades sigan sin dar resultados".

El documento resalta que "desafortunadamente nos damos cuenta que somos un país que grita mucho para exigir que nuestros hermanos mexicanos sean respetados en Estados Unidos, pero poco o nada hacemos para respetar y cuidar a quienes transitan en iguales o peores condiciones a lo largo de nuestra país".

Añade que "las bandas criminales dedicadas al tráfico ilícito de personas están allí, sin que la autoridad aplique la justicia y sin que nadie les impida sus grandes y sucios negocios extorsionando y asesinando a diario".

Finalmente, menciona que es una “vergüenza que todo esto suceda en nuestra patria, pero más vergüenza es quedarnos sin respuestas y sin exigir resultados en quienes tienen la responsabilidad de mejorar nuestras instituciones y de resolver los problemas”. (El Semanario Agencia, ESA)

Dar CLIC AQUÍ para la leer la editorial completa.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Reproducimos las palabras del Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera ente la declaración de constitucionalidad de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con relación a las uniones entre personas del mismo sexo

•Domingo, 08 de agosto de 2010

«Entonces éste exclamó: “Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Ésta será llamada mujer, porque del varón ha sido tomada”. Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne» (Cfr. Gen 2,23-24).

Estas palabras, tomadas del libro del Génesis, nos colocan de frente al designio de Dios que creó la humanidad en la diferencia y complementariedad del hombre y la mujer. Es, pues, el primer himno de amor pronunciado hacia la mujer en el que se reconoce la igualdad y la diversidad, la identidad y la unidad; es el reconocerse dos y uno a la vez, simbolizando un contexto de alianza, de unión esponsal.

La comunión entre el hombre y la mujer, efectuada en el amor conyugal, lleva la realización del hacerse «una sola carne», que permite, incluso, hacerse otra carne. En efecto, la generación de los hijos revela que es carne de la madre y carne del padre, exaltando con ello que la unión matrimonial es unidad fecunda porque se acoge la diferencia y se reconoce la diversidad en el amor auténtico y no egoísta (Cfr. Gen 1,27-28).

La doctrina cristiana del matrimonio, que hunde sus raíces en el libro del Génesis, aporta los presupuestos fundamentales para la comprensión adecuada del hombre y de la mujer, cuyos cuerpos poseen su «significado nupcial», que desafortunadamente a causa del pecado, de perversas ideologías modernas, es ensombrecido, manipulado y degenerado.

Por eso, ante el aberrante juicio de constitucionalidad que avala la inmoral reforma de ley que permite las uniones entre personas del mismo sexo -abusivamente llamado matrimonio-, por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Iglesia no puede dejar de llamar mal al mal. Las uniones de facto o legaloides de personas del mismo sexo son intrínsecamente inmorales, pues contradicen el proyecto divino, desvirtúan la naturaleza del matrimonio elevado por Cristo a la dignidad de sacramento (cfr. Mt 19,3-9). Tal actividad inmoral jamás podrá ser equivalente a la expresión sexual del amor conyugal, pues pone en peligro la dignidad y los derechos de la familia que constituyen el bien común de la sociedad. Las injusticias cometidas contra las personas homosexuales nunca serán una justificación para conceder falsos derechos que, por si fuera poco, afectarán a niños inocentes, a quienes se les negará el derecho de tener un padre y una madre para su adecuado desarrollo moral y psico-afectivo.

En mi deber, como Pastor de la Arquidiócesis Primada de México, hacer un llamado al Pueblo de Dios, a que dé muestras de bondad y misericordia hacia las personas homosexuales, teniendo claro el ejemplo del mismo Señor que no vino para condenar sino para salvar: «Él fue intransigente con el mal, pero misericordioso con las personas» (Humanae Vitae, 29). Si bien estamos llamados a ser respetuosos de las leyes civiles, tenemos el deber moral de no hacer vanos los mandamientos de Dios y evitar caer en permisivismos que lesionan los principios fundamentales de nuestra fe y el valor precioso de la familia, hoy tan atacada y banalizada como si hubiera la intención perversa de intereses oscuros por destruirla y con ello orillar a nuestro país, herido por la violencia y la descomposición social, a su ruina.

Que la aprobación absurda de esta ley, que podrá ser legal pero nunca moral, nos permita ser conscientes del valor inigualable de la familia, «fundamento de la vida y del amor»; y a la vez, sea la ocasión para continuar elevando nuestras oraciones a Dios por nuestros gobernantes, para que a ejemplo de Santo Tomás Moro, sepan servir no al poder, sino al supremo ideal de justicia, tutelando la familia, el derecho a la vida desde su gestación hasta su fin natural, la dignidad de la persona, la justicia social y la paz para nuestro atribulado país.

Que la ley de Cristo, mandamiento del amor, sea la ley suprema de nuestros corazones, que nos libre del poder del Maligno presente en la violencia exacerbada que inicia con la eliminación de los más desprotegidos en el vientre de sus propias madres, y que se multiplica en el crimen organizado y en legislaciones inmorales que sirven como su instrumento, y que María Santísima de Guadalupe nos proteja con su maternal amor y salve a nuestra nación. + Norberto Cardenal. Rivera C. Arzobispo Primado de México